Aprender Alemán | Revista Berlin

Wir sind Helden es una banda de pop-rock alemana que se ha hecho con una posición destacada en el panorama musical alemán actual.

Banda formada en el año 2000 en Hamburg, saltaron a la fama en Alemania con su EP “Guten Tag”, canción con un pegadizo ritmo y un estribillo pegadizo que dice “Buenos días, quiero mi vida de vuelta”. Residen actualmente en Berlín.

Su cantante, Judith Holofernes, que previamente había desarrollado su carrera musical en solitario, aporta un carácter muy personal a Wir sind helden.

Estilo de musical de Wir sind Helden:

Aunque se suele catalogar a esta banda dentro de la categoría pop-rock, la verdad es que esta asignación se queda corta.

Una de la razones del éxito de Wir sind Helden es su estilo camaleónico, que incluye con acierto en sus canciones también aspectos electrónicos, una tendencia muy de moda entre diversos grupos de música de la actualidad alemana.

Se ha llegado a usar el título de Neue Neue Deutsche Welle (nueva nueva ola alemana), en referencia a una especia de segunda vuelta de aquella música que popularizó Nena caracterizada por una vuelta a los textos en alemán de las estrellas pop.

Silbermund o Juli son otras bandas que se suelen incluir en el mismo en esta tendencia musical de un carácter fresco y ligero que a la vez presenta de forma no contradictrioa acabados arreglos musicales.

Canciones inteligentes y de contenido social:

Las letras de las canciones de Wir sind helden pasan por los temas clásicos de las bandas pop: amor, desamor, problemas vitales, tristeza, etc. Pero no se quedan ahí, sino que más más allá y tratan todo lo que tocan de forma muy sutil, con textos muy finos, metafóricos, inteligentes e irónicos a la vez.

Una parte de sus canciones son dedicadas a la crítica social: consumismo, la disciplina exagerada o los medios de comunicación populistas son objeticos de sus ácidas ironías. El pasado 26 de marzo, por ejemplo, actuaron al final de la masiva manifestación del momiviento antinuclear en Berlín.

Algunas canciones destacadas de Wir sind Helden:

Por su relación con el sginificado de ser extranjera en Berlín, destacamos la canción “Aurelie”, que trata uno de los temas que normalmente trae a extranjeras y extranjeros de cabeza en Alemania : cómo funcionan en este país las cosas del ligar. La pobre Aurelie se sientre frustrada ante la falta de iniciativa de los hombre alemanes en el terreno del flirteo.

Otro interesante botón de muestra es “Die Ballade von Wolfgang und Brigitte” (La balada de Wolfgang y Brigitte). No es nos ha resu canción más famosa, pero nos ha resultado muy interesante por sus referencias al sur de España e Ibiza como lugar de escape para los hippies alemanes es búsqueda de nuevos horizontes…

Se trata una historia de amores cruzados y frustrados. También cargada de esa fina ironía típica de Wir sind Helden. Una interesante canción, que según Judith Holofernes en una entrevista al semanario Der Spiegel a Wir sind Helden, no está alejada de la realidad de las comunas berlinesas de la generación del 68, la des sus padres.

Aquí os dejamos un traducción del texto de dicha canción, Die Ballade von Wolfgang und Brigitte:

Al mudarse Wolf y Brigitte a la calle Bärwald
todos pensaron allí que eran una pareja.
Tenían una caja conjunta, solamente que con lo de la relación
Gitte (Brigitte) quizás no lo tenía tan claro.

Y Manfred e Irene estaban abiertos a todos,
y los brazos de Irene también.
Y cuando Wolf y Brigitte estaban borrachos,
dormían sobre la barriga de Irene.

Y por la mañana se sentaban todos juntos en la cocina,
y Brigitte acariciaba la barba de Manfred.
E Irene cantaba delante del fregadero,
– solamente Wolfgang se sentaba lloroso en el baño.

Por lo verdadero, lo bello y lo bueno está dispuesto cualquiera a sangrar
y a sentir lo que haya que sentir.
Era todo bello y bueno, no había nada que no se hiciera,
– pero Wolfgang amaba a Brigitte.

Y se fueron hacia el sur de España, para ampliar sus horizontes
y perder la última pizca de husmo.
Al tercer año aprendieron a cabalgar las olas,
pero solamente Wolfgang aprendió a fotografiar.

En las fotos jugaban los niños en la playa -como Bob Dylan
y las conchas se caían de sus manos.
Cuando los demás en la tienda ya yacían y dormían
se sentaba Wolfgan solo en la arena.

Por lo verdadero, lo bello y lo bueno está dispuesto cualquiera a sangrar
y a sentir lo que haya que sentir.
Era todo bello y bueno, no había nada que no se hiciera,
– pero Wolfgang amaba a Brigitte.

Después se marchó Brigitte a Ibiza y se dedicó a vender prendas de batik,
Wolf renunció a todo para poder estar con ella.
Después de un par de semanas, dijo Gitte: “en realidad quería cortar contigo,
para sentirme libre; tú me limitas.”

Y todavía en la cafetería del aeropuerto vio aterrizar el avión,
en el que Irene llegaba con su pesado equipaje.
Y una pegatina de la aduana en español, que claramente decía:
“vengo para quedarme y no voy a marcharme de vuelta”.

Por lo verdadero, lo bello y lo bueno está dispuesto cualquiera a sangrar
pero Brigitte amaba a Irene.
Era todo bello y bueno, no había nada que no se hiciera,
pero Manfred amaba Gabi.

Por lo verdadero, bello y lo bueno está dispuesto cualquiera a sangrar
pero Gabi amaba a Wolfgang.
Era todo bello y bueno, no había nada que no se hiciera,
– pero Dieter amaba a Reinhard.

Era todo bello y bueno, no había nada que no se hiciera,
pero Reinhard amaba a Uschi.

Era todo bello y bueno, no había nada que no se hiciera,
pero Wolfgang amaba a Brigitte.

© Traducción de Revista Berlín (2011)

Leave a Reply