Septiembre Negro y los Juegos Olímpicos de Múnich 72 (video)

El día 5 de septiembre se celebró el 40 aniversario del atentado terrista conocido como Múnich 72, la Masacre de Múnich u Olympia-Attentat (en alemán) .

Esa madrugada 8 activistas de la organización armarda denominada Septiembre Negro entraron en la villa olímpica de Múnich y secuestraron a parte de la delegación israelí, lo que acabaría en tragedia.

Septiembre Negro se presenta

Con esta acción saltó a los focos de toda la prensa internacional el nombre de esta organización fundada en el año 1970, aunque ya contaba en su haber con el asesinato del primer ministro jordano Wasfi Tall en el año 1971.

Mediante el secuestro de la delegación olímpica israelí, Septiembre Negro pretendía negociar la liberación de 234 prisioneros palestinos que cumplían condena en cárcelas istaelíes. Por el desarrollo trágico del evento, el efecto propagandístico que esta organización terrorista pretendía se convirtió en todo lo contrario.

Según el fundador de Septiembre Negro, Abu Daud, se trataba también una forma “especial” de participar en los Juegos Olímpico de Múnich 72 una vez que el COI le negara la presencia a un hipotético equipo olímpico en respresentación de Palestina. Como se vio después, la cosa se le fue de las manos a ese “equipo” alternativo enviado a la ciudad alemana.

La acción terminó transformándose en un duro golpe a las simpatías que hasta eso momento había despertado la causa palestina en sectores importantes de ciudadanos de los países europeos.

El secuestro se saldó con la muerte de 11 desportistas y entrenadores olímpicos israelíes además de un policía alemán.

Múnich 72: masacre en la noche

A las 4 de la madrugada del 5 de septiembre se produjo el asalto de un comando de Septiembre Negro a las villa olímpica de Múnich. Para no levantar sospechas iban vestidos de atletas, escondiendo el armamento en bolsas deportivas.

La relativa poca protección del reciento se convertiría en motivo de polémica en los momentos posteriores al atentado. Ya durante la toma de uno de los edificios de la villa, cayeron un entrenador y un levantador de peso al intentar oponer resistencia a los asaltantes.

Después de casi un día completo de secuestro y tras un acuerdo con las autoridades alemanas, secuestradores y rehenes fueron trasladados en elicóptero a un aeropuerto militar de Múnich.

Allí es donde se produjo la mayor parte de muertes de la denominada Masacre de Múnich. Mientras los terroristas tenían la pretensión de embarcar junto a los rehenes en un avión que habían negociado con el gobierno alemán, la polícia de este país había preparado una emboscada con francotiradores.

La operación de rescate no tuvo los resultados esperados, lo que terminaría em una carnicería con la muerte de 5 secuestradores y 9 rehenes que aún estaban vivos en el momento de llegar al aeropuerto. 3 de los secuestradores sobrevivieron, siendo encarcelados en Alemania. Esos mismos serían liberados meses después como canje por la liberación de un avión alemán secuestrado.

Conexiones con la extrema izquierda de Baader-Meinhof y la extrema derecha de Willi Pohl

Las noticias aparecidas en los últimos años sobre la Masacre de Múnich de no dejan de sorprender con paradojas propias de una época en la que las organizaciones terroristas y servicios secretos se enmarañaban en una mezcla en la que era difícil distinguir quién es quién.

Por un lado, los activistas de Septiembre Negro, además de exigir la liberación de los 234 prisioneros palestinos en prisiones israelís, también reclamaban la liberación de Andreas Baader y Ulrike Meinhof, líderes fundadores de la llamada Facción del Ejército Rojo (RAF) de extrema izquierda, simpatizantes de la causa palestina.

Por otro lado, según recientes informaciones de la revista alemana Der Spiegel en junio de esta año, señalando documentos desclasificados del tribunal feferal para la defensa constitucional alemán, Septiembre Negro contó con ayuda del neonazi Willi Pohl para el suministro de armas y pasaportes falsos.

Polémica continuación de los Juegos Olímpicos de Múnich 72

Una vez perpetrada la masacre, los eventos posteriores se produjeron de una forma que han creado polémica hasta la actualidad.

Si bien se produco un homenaje a los secuestrados asesinados en el Estado Olímpico al día siguiente, el desarrollo de los Juegos Olímpicos de Múnich 72 continuó según el programa previsto, sin que se interrumpieran los mismos. La delegación israelí se retiró ese mismo día.

Las viudas de los atletas muertos llevan años reclamando la atención sobre este hecho. La reciente desclasificación de los documentos de los servicios secretos alemanes han dado nuevas razones a estas mujeres en su lucha por la memoria de sus familiares asesinados.

La masacre de los Juegos Olímpicos de Múnich 72 en el cine

Sobre la Masacre de Múnich se ha ralizado bastante material audiovisual, tanto cinematográfico como de género documental.

Algunas de las películas más destacables son 21 Horas en Múnich (1976) de William A. Graham y la más reciente Múnich (2005) de Steven Spielberg.

En el apartado documental, One Day in September (1999) de Kevin Macdonald consiguió en el año 2000 el Oscar al mejor documental.

Leave a Reply