Turismo | Revista Berlin

Después de Irlanda, Grecia y Portugal, la crisis financiera y productiva parece haber llegado al Estado español realmente para quedarse. Al menos por un tiempo.

En Alemania y, en concreto en el gobierno de Berlín, siguen la situación con atención.

El enquistamiento de la crisis lo atestiguan no solamente un desdempleo y una caída incesante de la demanda en sectores económicos básicos , sino también la espiral de “quiebras” en las cuentas de gobiernos regionales.

Hablamos de quiebras porque pedir dinero al gobierno central supone una aceptación implícita de que las cuentas públicas de algunas regiones no dan más de sí y, lo peor, no hay visos de mejorar la situación vía ingresos propios.

Ante este hecho, y visto el panorama general de fuga de capitales en el sur de Europa y el plan de rescate financierto de la UE que está al caer para España, el gobierno de la comunidad autónoma de Baleares ha decidido aumentar la lista de regiones que se han acogido al llamado Fondo de Liquidez Autonómico, solicitando la financiación 355 millones de euros a bajo coste.

Mallorca, lugar turístico preferente alemán

No es ningún secreto. Mallorca es una de los destinos favoritos de muchos ciudadanos alemanes a la hora de realizar sus vacaciones.

La mezcla de bonitas playas con un ritmo de vida isleño relajado y natural, añadido a la posibilidad de disfrutar de la vida nocturna, hace de ese enclave mediterráneo un lugar muy valorado por los turistas alemanes.

Muchos alemanes disponen de segunda residencia en Mallorca u otra de las islas Baleares. Algunos poseen allí incuso su propio negocio y, o se han instalado de forma definitiva en la isla, o pasan largas temporadas del año en ella.

Por este motivo, el hecho de que el gobierno de las Islas Baleares haya pedido el rescate financiero al gobierno central, ha levantado una ola de sorpresa e interés en los medios de comunicación alemanes.

El periódico online liberalconservador de mayor difusión, Die Welt, ofrece esta tarde el siguiente titular como cabecera de su sitio online: La isla favorita de los alemanes pide ayuda financiera.

La periodista se soprende al comparar la situación actual con el punto de salida algunos años atrás: “Los habitantes de las Baleares son considerados como personas acomodadas. A través del boom turístico se hicieron ricos. Diversas grandes cadenas de hoteles españolas como Meliá o Riu fueron fundadas por familias baleares.”

Der Spiegel, el medio online predominante titula si artículo sobre el tema de la siguiente forma: Llamada a Madrid: Mallorca pidea ayuda de millones. Esta publicación se hace al mismo tiempo eco de la convocatoria de huelga general para el día 14 de noviembre.

Que la crisis llegará tarde o temprano también a Alemania parece algo que pocos se atreven a poner en duda. Que al mismo tiempo se acerque de puntillas a la vida cotidiana alemana, sea en forma de vacaciones en Mallorca o en las islas griegas, es algo que puede ayudar a clarificar la posición de Alemania en la crisis del Euro, un tema sobre el que se especula mucho pero de momento se aclara poco.

Los alemanes se preocupan por Mallorca mientras los británicos ven una oportunidad

Los momentos de crisis son curiosos y, lo que para unos son solamente nubarrones negros, para otros pueden representar nuevos horizontes.

Es curiosa la noticia que ofrecía recientemente el periódico El Mundo sobre la nueva ola de británicos emigrados a Mallorca durante el año pasado. Buen tiempo y posibilidades de negocio son reclamos que chocan con la realidad de un difícil acceso al crédito bancario.

Sea lo que sea lo que taerá esta maldita crisis para Mallorca, tal vez sea la oportunidad para ver de nuevo a verdaderos hippies pobres por las playas mallorquinas, en lugar de los yuppies y los gafapasta psudohippies que se habían hecho con la isla en los últimos años.

El tiempo dirá.

Pedro Aranda / Revista Berlín

Leave a Reply