Un alemán retrata Grecia en su libro

La atención internacional se centra actualmente en Alemania y su clase dirigente.

22 de junio, partido de la Eurocopa entre Alemania y Grecia. Hasta ahí todo normal, sino fuera porque la dirigencia política alemana tiene en sus manos la posibilidad y responsabilidad de decidir mucho sobre el futuro de Grecia y la zona euro.

Fuga de capitales en Europa, caída en cascada de gobernantes, elecciones más que tensas, movilizaciones populares in crescendo… Un partido de fütbol de Alemania contra Grecia puede significar hoy mucho más -cargado de fuerza simbólica- que el mero resultado deportivo.

En un contexto en el que no cesa el debate sobre la relación de Alemania con la Zona Euro, los prejuicios entre poblaciones de distintos países europeos salen a la luz después de décadas de tranquilidad, un alemán rompe clichés y publica un inusual libro sobre Grecia alejándose de las línea editorial de numerosos medios de comunicación alemanes.

Eberhard Rondholz: un berlinés en Grecia

Podría pasar por uno más de esos pensionistas alemanes que decide disfrutar de su vida libre de cargas laborales en una país del Mediterráneo europeo: sol, gente afable, buena comida, tranquilidad, etc.

Pero Eberhard Rondholz tiene un perfil muy distinto. Entregado al conocimiento de la cultura griega desde 1956, experto en literatura helena e historia bizantina, ha escrito un libro titulado Retrato de un país: Grecia.

Durante medio siglo ha conocido Grecia como estudiante, turista y corresponsal para WDR, una influyente radio pública alemana de Renania del Norte-Westfalia.

Según sostiene el autor en un artículo de Ekathimerini, la versión inglesa del periódico griego Kathimerini, pretende enfrentar la imagen falsa de los griegos difundida por medios populistas alemanes como Die Bild o conservadores como Focus.

Rondholz se queja de que la simpática imagen que los alemanes tenían de los griegos por libros como Zorbas el griego -del que se vendió más de un millón de copias en el país teutón-, ha sido derrumbada de un plumazo por publicaciones alemanas que han difundido una imagen de los griegos como perezosos e irresponsables.

Un libro sobre historia, cultura, cocina, actualidad, mentalidad y mucho más:

Sin quedarse en una mera guía turística, pero sin intentar una defensa propagandística global de una cultura, Eberhard Rondholz se acerca a diversos aspectos de la Grecia actual y pasada: desde la influencia de la ocupación otomana hasta la actualidad con sus problemas de corrupción y las bellezas propias del país.

“¿Quién no ha comido en un retaurante griego en Alemania platos como los dolmades y la musaca con un pasado turco?”. Así se cierra el círculo entre tres países con relaciones de amor-odio en la historía que deberían conocerse mejor para no olvidar lo que tienen en común.

Respecto a un tema tan actual como la corrupción de la clase política griega, añade poco que no haya sido aireado por medios de comunicación greigos o la prensa internacional.

Pero destaca que en la relaciones greco-alemanas también ha habido colaboración y complicidad bidireccional. Nos trae al recuerdo el caso de Siemens, un importante consorcio empresarial alemán que fue denunciado por el gobierno griego a inicios del año 2011 a causa del soborno a políticos anteriores. Igualmente el ex ministro de defensa griego Akis Tsohatzopoulos fue detenido y juzgado el pasado abril por supuesto soborno de ocho millones de euros por parte de la sociedad alemana Ferrostaal en la compra de cuatro submarinos en el año 2000.

Retrato de un país: Grecia, un recomendable libro del experimentado estudioso en asuntos griegos Eberhard Rondholz, que se puede encontrar publicado en Alemania, publicado por Christoph Links.

Leave a Reply